Archivo de la etiqueta: DESVELAMOS SECRETOS

Opinión de los lectores: Las aventuras de Sebastián, 2º episodio (Los muchachos de la calle Malaya)

¿Dónde se vive mejor, en un pueblo o en una ciudad?

Sigo compartiendo con los lectores los resultados de las encuesta que propongo en las escuelas donde el libro sirve como lectura para el alumnado.

Avanzamos otro escalón en Las aventuras de Sebastián para llegar al segundo episodio, Los muchachos de la calle Malaya, y adelanto que la gran mayoría de los lectores apuesta por la vida de pueblo antes que crecer en una ciudad.

Casi el 70% de los lectores han tenido curiosidad por el nombre de la calle donde viven. Es un detalle que me sorprende, porque creí que a los niños el nombre de su calle no les suscitaba ningún interés. ¿Habrá sido la lectura de Las aventuras de Sebastián el motor de arranque?

Sin embargo, no consideran la calle un lugar seguro para jugar, como lo fue para los protagonistas de la obra. Ha habido un cambio generacional que representa la siguiente gráfica:

Muchos lectores valoran la libertad, el tiempo libre, aprender en la naturaleza, el juego interactivo y el ejercicio físico de los entornos rurales, tal y como reflejan en sus opiniones. Tal la lectura influya en el pensamiento. Trataré de averiguarlo en cada encuentro con los lectores.

La valoración general del episodio Los muchachos de la calle Malaya también obtiene una valoración cercana al 90%.

Opinión de los lectores: Las aventuras de Sebastián, 1er episodio (El secreto de Sebastián)

¿Le resulta intrigante a los lectores El secreto de Sebastián?

Como parte de las actividades preparatorias del taller literario, propongo al lector completar un breve cuestionario y me gustaría compartir con ellos los resultados después de más de cien respuestas recopiladas.

Una gran mayoría se ha sentido intrigada por descubrir cuál sería el secreto de Sebastián y un 60% admitió que la jornada escolar del protagonista habría sido igual de rutinaria que cualquier otra.

Por fortuna, los lectores han aprendido muy bien cuál es la actividad principal de Carmelo, alias Caramelo, y seguramente nunca más lo olvidarán.

Los maestros de Lengua Castellana y Literatura pueden estar tranquilos cuando hacen actividades de dictado en clase. A una gran mayoría de su alumnado, más del 70%, les gusta o no les importa hacer dictados en clase como actividad de aprendizaje.

Definitivamente, que el director o directora del colegio te llame para regañarte no le gusta casi a la totalidad del alumnado.

Estoy muy agradecido por la valoración que han hecho los lectores de El secreto de Sebastián. Un 88% la considera buena o muy buena.

Creación del personaje 2

Atrapada en el tiempo
Cubierta de Atrapada en el tiempo

En la última publicación del 1 de febrero abordé algunas cuestiones acerca de la creación del personaje y qué consecuencias tiene su buena hechura. De ello puede depender que  trascienda a su propio creador incluso.

Para mi segunda novela corta, Atrapada en el tiempo, di a luz a Alba, una adolescente que de manera involuntaria y arbitraria despierta el mismo día, un lunes a principios del curso escolar.

Quería empujarla a una transformación de su visión del mundo para que apreciara el lado positivo de la vida que le esperaba.

Al inicio de la historia, Alba elige actitudes moralmente reprobables por acciones impulsivas. Por otra parte, la personalidad introvertida de la joven hace que se sienta inferior e incapaz de expresar sus sentimientos amorosos. Por si fuera poco, le añadí algunos obstáculos en su vida familiar. Con este cóctel pretendía que el personaje sintiera una presión que la empujara a realizar cambios para comprender cómo podía modificar «los detalles» de su vida. Pequeñas transformaciones, que, sumadas, la llevarían a otra percepción de su propia realidad.

El tiempo la encerró en una espiral rutinaria por la que la protagonista debía moverse para evolucionar. La elección consciente de una u otra acción tienen repercusiones en su historia y además, debe abordar consecuencias inesperadas que la obligan a hacer nuevas elecciones, lo que a la vez la conducen a nuevas consecuencias.

En definitiva, nuestros personajes tienen que tener tintes de realismo, acciones y consecuencias, toma de decisiones y nuevas consecuencias, conflictos y una resolución final.

Voy a desvelar un secreto

Voy a desvelar un secreto. La primera pregunta que hacen los vecinos de San Juan de la Rambla es por qué elegí Sebastián como nombre para el protagonista de esta obra…

Pues bien, aquí va la historia.

Las Aventuras de Sebastián

En el curso 1983 estudiaba el bachillerato en el instituto Lucas Martín Espino de Icod de los Vinos. Tuve muy buenos amigos, diría que el ambiente era óptimo para aprender (y espero que siga siendo igual). Pero como no podemos abarcar a todas las personas en nuestros corazones, por razones de espacio y tiempo, Sebastián y Óscar fueron dos de eso que denominamos «mejores amigos». En general, compañeros con los que pasas más tiempo, te ríes más, compartes mucho, escuchas con atención, te comprenden con solo verte la cara…

Poco después, me leí el primer libro del autor alemán Michael Andreas Helmuth Ende, La historia interminable, uno de los relatos que me marcó como lector. Su protagonista, Bastian Baltasar Bux, fue todo un «influencer», como dirían ahora mis alumnos. Creo que sentí mucha empatía con aquel niño, refugiado y oculto en su escuela, inmerso, casi sin querer, en múltiples aventuras en el momento que logró dar el salto y ayudar a Atreyu.

Tal vez, en mi subconsciente hubiera algún rastro de esa amistad y sumando a Sebastián con Bastian hice una media que arrojó como resultado Se+bastián, o lo que es lo mismo, Sebastián.